Nuestra

Espiritualidad

es la del Corazón de Jesús.
La espiritualidad del Sagrado
Corazón de Jesús

consiste en un pacto de amor, una alianza que hacemos con Él en la que se compromete a cuidar de nosotros y nosotros de Él. 

¡Déjate amar por el Corazón de Jesús!

Conoce nuestra

Espiritualidad

La espiritualidad del Corazón de Jesús es una riqueza inagotable. ¡Déjate enamorar por aquel que tanto te ha amado!

CONOCE MÁS

amor al Padre y al prójimo

En este Corazón encontramos el modelo excelente de

Por esto, la vivencia y promoción de la santidad y la espiritualidad del Sagrado Corazón se tornan equivalentes.

En este corazón encontramos el modelo excelente de amor al Padre y al prójimo.

Por esto, la vivencia y promoción de la santidad y la espiritualidad del Sagrado Corazón se tornan

equivalentes

¿Qué es el detente?

Es una pequeña imagen que muestra al Sagrado Corazón de Jesús con la jaculatoria:  "¡Detente! el Corazón de Jesús está conmigo. Venga a nosotros tu Reino"

 

Llevándolo expresamos nuestro amor y confianza a Jesucristo, suplicando su protección contra las tentaciones del demonio.

¿Qué es el detente?

Es una pequeña imagen que muestra al Sagrado Corazón de Jesús con la jaculatoria:  "¡Detente! el Corazón de Jesús está conmigo. Venga a nosotros tu Reino"

 

¿Qué es el detente?

Llevándolo expresamos nuestro

amor y confianza

a Jesucristo, suplicando su protección contra las tentaciones del demonio.  

¡No estamos solos!

El Señor ha prometido estar siempre con nosotros, hasta el final (Cf. Mt. 28, 20); y además de prometer ser nuestra fortaleza nos dice que espera que vivamos esta devoción según nuestras propias fuerzas. 

Con alegría, esfuerzo y paz.

Recuerda:

Procesión del

Sagrado Corazón de Jesús

Durante el mes de Junio,

festejamos muy especialmente al Sagrado Corazón de Jesús, que

sale a las calles

bendecir a nuestras familias y recordarnos su gran amor y misericordia.

Durante el mes de junio, festejamos muy especialmente al Sagrado Corazón de Jesús que sale a las calles para bendecir a nuestras familias y recordarnos su gran amor y misericordia.

Llenos de alegría

manifestamos nuestro amor

al Sagrado Corazón de Jesús